tratamientos

 

C/ Mayor nº 86 (bajo) 12001 Castellón Telf: 964 23 09 36

La Clínica Martí especializada en tratamientos de Medicina y Cirugía Estética, ha instaurado la última novedad para acabar con la grasa localizada sin pasar por quirófano denominada intralipoterapia; para eliminar las acumulaciones de grasa en hombres y mujeres.


El Dr. Víctor Martí Tarazona, acreditado para el tratamiento de la INTRALIPOTERAPIA, nos explica que se trata de un procedimiento combinado. En la primera parte del tratamiento se hace una infiltración de un nuevo producto, Aqualix®,  que consiste en una solución acuosa con base gelatinosa, biocompatible y totalmente reabsorbible.

El desoxicolato de sodio (también conocido como ácido desoxicólico o Aqualix®) actúa como un “detergente” contra la grasa. Se trata de un ácido
presente en la bilis humana, que emulsiona las grasas ingeridas en la dieta. Pero cuando se inyecta directamente en el tejido adiposo, licua el adipocito para que los lípidos se eliminen de forma natural a través del sistema linfático. Esta solución cuenta con todos los registros de bioseguridad de la CEE, solo se provee a médicos debidamente acreditados, y está indicada en el tratamiento de distintos tipos de patología del tejido graso, como la adiposidad localizada.

Adiposidad Localizada: Es aquel tejido adiposo de carácter metabólico, que no desaparece adelgazando. Encontramos los siguientes tipos:

1. Adiposidad Localizada Primaria: Está relacionado con la herencia y las hormonas, y se localiza en flancos, caderas, trocánteres, cara interna de los muslos y de rodilla.

2. Adiposidad Localizada Secundaria: Relacionada con los hábitos alimentarios, se localiza en abdomen, brazos, pliegue torácico y papada.

El Dr. Víctor Martí Tarazona, infiltra el producto con un único pinchazo por zona con una aguja fina y larga que permite repartir el Aqualix® de forma homogénea. Con este producto se consigue la reducción no quirúrgica de la grasa localizada y la celulitis.

Después de la aplicación de esta técnica, y una vez el paciente ha reposado unos minutos, se aplican entre 7 y 10 minutos de ultracavitación. La ultracavitación es la emisión de ultrasonidos de baja frecuencia en la superficie externa de la piel, consiguiendo que las células destruidas liberen la grasa y que el propio cuerpo la acabe de eliminar por sí mismo.
    Las zonas en las que se obtienen mejores resultados son abdomen, caderas, rodillas, brazos, papada, interior de los muslos, cara externa de los muslos (pistoleras) y pseudoginecomastia.

Esta terapia combinada de precisa una media de tres sesiones por zona para que los resultados sean completos, con una separación de tres semanas entre sesión
y sesión. Después de la sesión, advierten de que el paciente puede tener en la zona tratada una ligera reacción edematosa, pequeños hematomas superficiales o eritema cutáneo. Estas reacciones se consideran normales en este tipo de tratamiento y se resuelven completamente en pocos días.

 

Intralipoterapia: novedosa solución contra la grasa

INTRALIPOTERAPIA: LIPOESCULTURA SIN CIRUGÍA